Publicado por Ser Humano...

“Racionalidad del Entendimiento, Aclaraciones al Concepto de Racionalidad Comunicativa Desde la Teoria de los Actos de Habla”


Acerca de racionalidad, las concepciones de racionalidad que se expresan, dependen de quien expone una situación o saber sustentando y/o fundamentando sus exposiciones, a partir de este hecho, se juzga la racionalidad en sus hechos o en su exposición, sin embrago es un error limitarse a pensar en esta concepción de que “la racionalidad que dice que depende de la fundamentación de aquello que se razona”. Todas las manifestaciones racionales, según Herbert Schnadelbach, pueden ser definidas cuando alguien las pone en cuestión, pero con esto, un modelo de racionalidad basado en la fundamentación induce al error de tener por irracionalidad todo aquello que no este plenamente argumentado o ilustrado en un adecuado discurso, de esta forma el concepto de racionalidad crece mucho mas, ya que tiene un contexto mas amplio para su definición.

Por lo dicho anteriormente, bajo los postulados de Herbert S. la racionalidad es una disposición de la razón que se puede ver por medios descriptivos y que es propia de los sujetos capaces de conocer, hablar y actuar. Es decir que la racionalidad va a depender de la conciencia de la persona con las cualidades acabadas de mencionar, de la veracidad de sus creencias, de sus acciones correctas y de sus expresiones lingüísticas, tres términos que son muy relevantes cuando juzgamos racionalidad, y estos son creencias, lingüística y acciones.

Estos tres términos recién mencionados, se evidencian cuando decimos que una persona realiza actividades de habla, conocimiento y acción, sin embargo la reflexión para dar juicio de racionalidad o irracionalidad, es dada por la posición de quienes participan al mismo tiempo de la argumentación y tiene el papel de dar criterio respecto a las expresiones propias.

Cuando hablamos de creencias, lingüística y acciones llegamos al punto de las raíces de la racionalidad, esto es porque cuando hablamos de acciones nos referimos a la estructura teológica de la acción, si nos referimos a creencias entonces estamos hablando de una estructura proposicional del conocimiento y cuando nos referimos a lingüística, entonces hablamos de una estructura comunicativa del habla.

Las mismas raíces proposicional, teológica y comunicativa son raíces en las cuales se fundan el saber, cción y el habla, estas son las que forman una estructura discursiva. La racionalidad discursiva se da cuando realizamos una acción de argumentación, y esta es una acción comunicativa, es decir, que cuando argumentamos algo por medio de un discurso, estamos realizando una acción comunicativa y, mas interiormente estamos llevando a cabo un racionalidad comunicativa.

Hablamos de racionalidad discursiva cuando por ejemplo desglosamos. Cuando una actividad discursiva es analizada desde el punto de vista de las definiciones filosóficas, de esta manera nos damos cuenta que la racionalidad discursiva de una persona se mide en la manera en que en su expresión sea racional debido a la forma en que se desenvuelve dando cuenta así de sus manifestaciones, de sus creencias y sus propias convicciones para dar así repuesta de racionalidad o irracionalidad de lo que dice.

la racionalidad teológica es aquella que tiene que ver con las acciones, “toda acción es intencional” y teológica ya que toda intensión de actuar lleva a realizar un fin establecido, es decir que antes de actuar estamos predispuestos a hacer esta acción gracias a la intensión. La racionalidad de una acción se mide cundo el sujeto logre acoplar sus intensiones con sus actos. Así, “alguien a actuado racionalmente cuando sabe por que su acción ha tenido éxito”.

Nos referimos a racionalidad epistemológica cuando sabemos que el saber se construye de proposiciones y juicios, cuando conocemos hechos y sabemos el porque de estos hechos, se dice que tenemos un saber de ellos, saber puede ser un saber intuitivo o un saber implícito.

El saber tambien abarca el concepto de que todo lo que sabemos pueda ser criticado y fundamentado, contrario a esto seria una manifestación de irracionalidad. Así, “es irracional quien defiende sus creencias y se aferra a ellas a pesar de que no las pueda fundamentar”. La racionalidad epistemológica, es entonces una creencia racional de algún sujeto, la cual se pueda mantener como verdadera basándose en buenas razones, por esto es que la racionalidad epistémica se relaciona con el uso del lenguaje y de la acción, ya que el lenguaje y el habla son representaciones lingüísticas y estas, hacen posible tratar el saber de un modo racional.

La racionalidad comunicativa es la que hace alusión al hecho de que expresemos tanto lingüísticamente como con las acciones, actos comprensibles en los cuales por medio de ellos pueda dar garantía creíble y racional con respecto a su contenido y sentido.

Como hemos visto, se podría decir que es clara una relación que esta implícita o explícita entre la racionalidad vista desde el punto de la racionalidad comunicativa y el lenguaje, pero este lenguaje tambien puede ser catalogado en su uso, dependiendo de su orientación, lo que cada vez lo hace mas independiente.

A pesar de que el lenguaje se da por medio de la comunicación, no es esta un fundamento del lenguaje, ya que el lenguaje puede darse en una sola persona (monolíticamente), de esta forma el lenguaje puede usarse con fines comunicativos (dialéctica o mas de una persona) o con fines no comunicativos y el uso no comunicativo del lenguaje, resulta una pretensión de validez solo cuando quien habla tiene una pretensión de hacer saber algo sin necesidad de hacer uso de una comunicación.

Aparte del uso del lenguaje comunicativo y el no comunicativo, el lenguaje tambien puede ser orientado al acuerdo u orientado al entendimiento. Lo anterior es que, cuando en una comunicación tenemos pretensiones de expresar una situación fundamentada, por lo que goza de racionalidad, y lo que se busca llegar a una consolidación entre el hablante y el oyente gracias a las conformidades en las fundamentaciones y en el acuerdo de estos dos actores entre ellas. Por otro lado el lenguaje orientado al entendimiento, es cuando, quien expresa que tiene un fin y es conseguir el entendimiento de algo, para darle así sentido de razón, se presenta una situación de intensión, en la cual se expresan determinaciones que se quieren orientar a un entendimiento.

Mas allá de las expresiones verbales, la racionalidad comunicativa de la que se ha estado tratando, se extiende hasta acciones sociales y sus interacciones; estas son en las que los participantes se guían según sus fines o mas bien por las acciones esperadas por otros, es decir, que se tiene una imagen de una comunicación que esta mediada por una sociedad que tiene un rumbo al que apuntan todos sus miembros, de aquí es de donde viene el termino de acción comunicativa que hace alusión a la situación en la cual los actores coordinan sus planes de acción a través del entendimiento lingüístico y, que son de dos tipos: la acción comunicativa débil cuando, el entendimiento se refiere a hechos y razones que sostienen expresiones de voluntad en la comunicación, y la acción comunicativa fuerte que es en la cual el entendimiento se extiende a razones normativas que salen de la elección de un objetivo cualquiera de la comunicación.

Como conclusión, no se puede decir que entre la racionalidad comunicativa y el lenguaje haya una relación, sin pensar en muchos aspectos que pueden hacer que estas sean muy independientes, ya que no todo uso del lenguaje es comunicativo, ni toda manifestación lingüística implica o establece una comunicación, por lo que no todas estas sirven para obtener un entendimiento sobre las pretensiones de valides de alguien.



Johnatan Galeano Hoyos


1 comentarios:

  1. Ser Humano... dijo...

    Johnatan, bastante academico tu articulo, enhorabuena por tu capacidad de analisis.

    Liliana